Los Compromisos Centrales de Fuller respecto a su Futuro: Inclusión y Equidad

Se ha enfatizado una mayor inclusión y equidad en todos los niveles de autoridad y en todos los departamentos del campus, a pesar de que la diversidad ha sido buscada y apreciada por Fuller durante décadas. El año pasado, Fuller ha impulsado un cambio en el liderazgo con la incorporación de tres nuevos miembros en su junta directiva, Nicholas Braithwaite, Nicholas Pearce y Katherine Herrick Drake; la promoción de directores de centros étnicos a rectores; el nombramiento de Ted Cosse y Amos Yong como decano de SOP y decano SOT y SIS, respectivamente (después del liderazgo fiel de los decanos interinos Marianne Meye Thompson y Peter Lim); El nombramiento de Alexis Abernethy para el recién creado rol de rector general para la inclusión y equidad de los profesores; y el nombramiento de Mari Clements como la primera mujer en la historia de Fuller en convertirse en rector.

En su nuevo cargo, la Dra. Abernethy ha colaborado con varios otros grupos para desarrollar e implementar un Enfoque Estratégico hacia la Excelencia Inclusiva. Este plan ha generado el Grupo de Desarrollo de Facultad para la Inclusión y la Equidad, la creación de una base de datos de recursos relacionados con la inclusión para la facultad, las subvenciones otorgadas a los esfuerzos de inclusión de la facultad, la revisión de las descripciones de puestos, la contratación de diversos miembros de la facultad, un mandato institucional de establecer objetivos relacionados con la inclusión y la equidad, un compromiso con la capacitación de parcialidad implícita de todos los empleados y muchas otras estrategias. Abernethy subraya la importancia de un plan integral y estratégico para fomentar la diversidad e inclusión genuinas, y dice: “Fuller ha realizado esfuerzos concertados para abordar los problemas de diversidad, pero estos esfuerzos han tendido a ser iniciativas aisladas en lugar de un enfoque más estratégico. Las iniciativas aisladas no abordan temas como la diversidad de la composición, el clima del campus, las múltiples identidades de los estudiantes, la transformación del currículo y las prácticas curriculares y en el aula, así como el aprendizaje. Oro para que Dios nos transforme a medida que reajustamos y nos animamos a participar en un proceso estratégico que resulte en un cambio inclusivo y equitativo para los profesores, los estudiantes, el personal y la administración superior “. (Para actualizaciones continuas sobre inclusión y equidad en Fuller, visite Fuller.edu/Inclusion.)